exposición “Navarro Baldeweg. Rings of a Zodiac”

fotografías © Anna Ghiraldini y Nicolò Zanatta

El espacio carece de cualidades. Sus propiedades se explican por lo que sucede en él: luz en la luz; sostén en la gravitación y los equilibrios; el cuerpo expandido, la mano en el espacio; hacer y deshacer, la conciencia del construir, que es también destruir… y por nuestra experiencia vinculada a esas coordenadas esenciales en las que se alojan las cosas. Una determinación común rige las interrelaciones entre pinturas, proyectos, esculturas e instalaciones y pasa y se transfiere de unas obras a otras.

Juan Navarro Baldeweg

Juan Navarro Baldeweg ha realizado su labor creativa en varios ámbitos expresivos como la arquitectura, la pintura, la instalación, la escultura o el ensayo. El conjunto de su obra constituye un corpus artístico propio, singular por su coherencia y, a la vez, por la diversidad de medios en los que trabaja. El trasvase de ideas y conceptos entre las artes que se plantea en su obra amplía el ámbito conceptual tradicional de la arquitectura. La multiplicidad de influencias en su trabajo, así como la preocupación por aplicar sus principios sin distinción del medio en el que actúa, ha favorecido que su interés se haya centrado en la manera de crear travesías entre los ámbitos de las diferentes prácticas artísticas.

La idea de “anillo” fue sugerida por la pintura Las lunas que Navarro Baldeweg realizó en 1980. En este lienzo, sobre un fondo rojo se representan las posiciones relativas de la luna en torno a un sol invisible en la noche, presente únicamente por su reflejo en ella. Aquella imagen sirvió para agrupar obras en torno a cuatro ideas-fuerza o energías centrales que desde sus inicios han sido protagonistas del trabajo de Navarro Baldeweg: la gravedad, la luz, el cuerpo y los procesos. La presentación conjunta de obras en distintos medios dentro de cada anillo permite identificar una determinación común, un mismo hilo argumental. Frente al recurso habitual de un criterio cronológico o temático, Navarro Baldeweg advierte que sus pinturas, piezas y arquitecturas, por alejadas que estén en el tiempo de su creación o por diferentes que sean sus medios expresivos, están afectadas por el conjunto de unas energías percibidas, reflejadas o amplificadas, que se distinguen en el interior de cada anillo. La exposición conjunta de todos ellos ayuda a navegar por un firmamento, espacio mental del artista, que incita a saltar de anillo en anillo y explorar las obras como en la figura de un zodíaco artístico. Las obras seleccionadas para esta exposición sirven para insinuar esa idea.

El conjunto propuesto está constituido por piezas, esculturas, dibujos fotografías o maquetas realizadas desde principios de los años setenta con la intención de exponer, como en un taller de artista, los hilos de una investigación sostenida en el tiempo

Texto de Ignacio Moreno (2018)

 

 

En Ca’ Pesaro (Venecia) hasta 7 de octubre de 2018.

¿quieres más imagenes y comentarios?  pásate por facebook  y  twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s